Con la temperatura disminuyendo, las enfermedades van en aumento. Es momento de que comiences a tomar medidas para combatir los malestares que pudieran presentarse en el camino hasta la primavera.

Desde el dolor de garganta hasta enfermedades como la gripa, los meses más fríos del año suelen estar llenos de gérmenes que durante primavera y verano se alejan un poco.

Sin embargo, con las prácticas adecuadas podrías evitar enfermarte, fortaleciendo tu sistema inmunológico. ¡Toma nota!

1. Adopta un régimen alimenticio balanceado
Aunque esto parezca un poco obvio para mantener tu sistema inmunológico fuerte, definitivamente es uno de los puntos más importantes para lograrlo.
Un régimen alimenticio que contenga todos los grupos de la pirámide alimenticia es la clave para mantener tu cuerpo fuerte, saludable y bien cuidado.
Se recomienda consumir alimentos que contengan proteínas, minerales, vitaminas y antioxidantes.

2. Mantén tu buen humor
Aunque el clima este gris, frio y no ayude en nada, debes de mantener ese buen humor como si despertaras en un día soleado. “Puede sonar un poco cursi, pero la felicidad y la alegría fortalecen nuestro sistema inmunológico.
Cuando nuestro sistema inmunológico se encuentra fuerte, no sólo puede combatir enfermedades, si no que también nos ayuda a evitar cambios drásticos en nuestro humor” explica Niknejad, un maestro de reiki y herbolario.
Ya sea pasando tiempo con tus seres queridos o haciendo las cosas que más te gustan, debes intentar que tu buen humor se mantenga todo el día.

3. Come vitaminas y minerales
Durante la temporada de gripas, existen algunas vitaminas y minerales que definitivamente deberías consumir más para mantenerte saludable y ganar todas las batallas contra las enfermedades.
Aunque existen suplementos en pastilla, el Dr. Finkelson, practicante en LiveHealth Online, recomienda que las comamos. Especialmente alimentos que contengan vitamina C, vitamina A, vitamina B12 y ácido fólico.

4. Confía en las hierbas
Existen varias hierbas que pueden tener un efecto positivo en tu sistema inmunológico. Niknejad recomienda la cúrcuma, el jengibre, la ashwagandha y el shatavari.
Ya sea incorporándolas en alguna receta que cocines o la hagas té, estas hierbas tienen un sin fin de beneficios. A parte de protegerte contra las enfermedades, te alivian del estrés y la ansiedad.

5. Equilibra tus actividades y descansa
Claro, el ejercicio es importante para mantenernos saludables, pero cuando de nuestro sistema inmunológico se trata, debes de saber que el ejercicio que hagas no debe de ser tan intenso para obtener beneficios.
“Hacer ejercicios moderados diario es perfecto para el sistema inmunológico. Todo depende de la persona y el ejercicio que la haga sentir cómoda y feliz” explica Niknejad.
Si el ejercicio que practicas no te deja una sensación de energía, es necesario que lo cambies, ya que esto podría debilitar tu sistema inmunológico. Pero si te sientes demasiado débil y mal como para hacer ejercicio, no te fuerces y descansa

Joomla! meta tags