correr

Si el ritmo de trabajo, el clima o las tareas de rutina te descargan, aquí encontrarás métodos avalados por la ciencia para tener las pilas recargadas durante todo el día.

Los métodos, probados por la ciencia, son recomendados por la Universidad de Harvard para eliminar el cansancio y levantar el ánimo y el nivel de energía.
Los métodos, probados por la ciencia, son recomendados por la Universidad de Harvard para eliminar el cansancio y levantar el ánimo y el nivel de energía.

La fatiga nos afecta a todos, en diferentes maneras, especialmente cuando el calor y la humedad ambiental parecen arrojar el cielo entero sobre la cabeza. Quizás te volvés lento o abatido a media tarde, ¡o antes! Las soluciones, sin embargo, están al alcance de cualquiera.

Hay métodos probados por la ciencia para eliminar este tipo de cansancio y levantar el ánimo y el nivel de energía. Además el mercado está repleto de productos que prometen recargarte, pero muchos de ellos simplemente no funcionan. Aquí te diremos cuáles.

La Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard ofrece los siguientes cuatro tips para seguir adelante, eliminar el cansancio y recargar las pilas.

1. Establecé tu propio ritmo. Quizás sos de los que quieren seguir adelante a toda costa y se sobrecargan de tareas simultáneas. Si te organizás, podés mantener un ritmo y hacer todas las cosas que planeas. Por ejemplo, en vez de "quemar todas tus pilas" en dos horas, podés extender tus "baterías" administrándolas entre las tareas de la mañana, las de la tarde y las de la noche, incluyendo entre ellas varias dosis de descanso y las correspondientes comidas, sin saltear ninguna.

2. Hacé un pequeño paseo o una siesta. No hay nada más satisfactorio que una siesta corta (de 20 o 30 minutos) cuando estás "palmando" después del mediodía. Hay una contraindicación: si tenés problemas para dormir por la noche, la siesta puede empeorar el insomnio. También es posible que tu trabajo te lo impida. En esos casos, se recomienda empezar a moverse, aunque sea en tu lugar. Si podés, levantate y da una vuelta a la manzana, o simplemente salí de tu silla y ¡movete! Caminar te quitará el adormecimiento y te dará una carga de endorfinas y energía.

3. Pasá por alto la mayoría de los suplementos. Seguramente oíste hablar de los suplementos "antienvejecimiento" o "energizantes". No hay evidencia de que funcionen. A continuación, algunos de ellos:

- DHEA. No hay evidencia de que la DHEA (¡sí, la hormona que también se utiliza en el famoso chip sexual!) ofrezca algún beneficio real contra la fatiga, y los efectos secundarios siguen siendo desconocidos. Sobre todo, no compres lo que venden ciertos estridentes anuncios publicitarios, porque no sabés lo que contienen.

- Hierro. El hierro sólo mejora la energía si tenés claramente una deficiencia de hierro, algo que un médico puede comprobar con un análisis de sangre. A menos que seas bajo en hierro, no necesitás tomarlo. No sólo eso: tomar demasiado hierro puede ser dañino.

- Vitaminas B. Es cierto que las vitaminas B (B1, B2, B6, B12) ayudan al cuerpo a convertir los alimentos en una forma de energía que las células son capaces de quemar. Pero tomar más vitaminas B no sobrecargará tus células. Eso es un mito.

4. Usá sabiamente los alimentos como combustible. Una torta bien azucarada ofrece un montón de calorías, pero tu cuerpo tenderá a metabolizarla velozmente, y como consecuencia podés terminar naufragando en azúcar en sangre y fatiga. Para mantener un nivel de energía estable debés consumir proteínas magras y carbohidratos no refinados. Probá con un yogur bajo en grasa con un poco de nueces, pasas y miel. No te saltees las comidas. Tu cuerpo necesita una cierta cantidad de calorías a través de toda la jornada de trabajo. Es aconsejable espaciar las comidas para que el cuerpo reciba los nutrientes que necesita a lo largo del día. De este modo, el nivel de combustible será regulado con inteligencia, te anticiparás a la posibilidad de sufrir fatiga y estarás recargado para las tareas diarias.

Jueves 5 de febrero de 2015

Joomla! meta tags