Al igual que la piel, con el paso del tiempo el cabello se desgasta y pierde vitalidad. Cremas con componentes que combaten los radicales libres y hasta botox capilar se suman a las líneas de cosmética antiage

El cabello forma parte del mayor órgano que tenemos, la piel, y al igual que todo nuestro organismo envejece y se desgasta. Los principales enemigos y culpables del envejecimiento son los radicales libres; estos son sustancias químicas reactivas que introducen oxígeno a las células, produciendo su oxidación y alterando el ADN. El cabello, al igual que nuestro cuerpo, desde el nacimiento está constantemente expuesto al oxígeno del aire, estrés, contaminación ambiental, humo de cigarrillo, diferentes tipos de alimentación, medicamentos y especialmente en verano a los efectos nocivos del sol, el viento y el agua de mar y piletas.

Nuestro organismo produce antioxidantes para combatir estos radicales libres y también los ingerimos en nuestra alimentación diaria, dentro de los más conocidos está la vitamina C, E y los betacarotenos. Pero según explicó Roberto Aros, del departamento de educación de Alfaparf Group, "infelizmente el cabello, por tratarse de una estructura muerta, no puede producir espontáneamente estos antioxidantes, por lo que necesita de una ayuda externa para conseguirlos".

Con el paso del tiempo, tanto el pelo como la piel, envejecen y esto se percibe no solamente con el cambio de color que sufren los largos y puntas. "Con la edad los cabellos crecen diferentes, menos densos, más secos, más frágiles y se quiebran fácilmente", detalló el especialista, quien explicó que la fibra capilar envejece al igual que el resto del cuerpo. "Esto es un proceso natural, por lo tanto debemos cuidarnos y cuidar nuestros cabellos día a día, esto es fundamental para mantenerlos siempre jóvenes", aseguró.

Aros diferenció que el cabello envejecido no luce como el cabello dañado. "En el cabello dañado o damnificado por acciones químicas o mecánicas se aprecian alteraciones en la fibra, o sea, puntas dobles, resequedad, superficie áspera, opaca con falta de elasticidad en toda su extensión o en puntos o sectores determinados, mientras que los cabellos envejecidos presentan disminución del diámetro, afinamiento hacia las puntas, así como cambio de color y sequedad gradual, siendo más tanto por factores externos como también por cambios bioquímicos y hormonales", describió.

La buena noticia es que tanto el envejecimiento de nuestro cuerpo como pelo pueden prevenirse mediante la ingesta de antioxidantes a través de dietas balanceadas. En el caso del cabello, además, existen productos especializados para tratarlo y evitar los daños causados por los radicales libres".

"Con la edad los cabellos crecen diferentes, menos densos, más secos, más frágiles y se quiebran fácilmente"

"Hoy existen líneas antiage que combaten los radicales libres por medio de polifenoles de uva roja, Omegas 3 y 6, extracto de haya y cranberry entre otros; productos formulados a base de estas sustancias de beneficio combaten los radicales libres provocados por la contaminación ambiental, humo, rayos UV", destacó Aros, quien resaltó que "a través del uso constante de champú, acondicionador y ampollas antienvejecimiento se ayuda a prevenir y combatir los radicales libres".

Si bien todo el cabello y todos los tipos de cabello están expuestos a este tipo de ataques, el especialista remarcó que "en el cabello que está pigmentado, o sea no perdió su melanina (pigmento natural) aparentemente se percibe menos, pero igual que la cana está propenso al envejecimiento". Lo que ocurre es que en la cana son más visibles los efectos porque como carece de color se va tornando amarillenta y opaca. El cabello cosméticamente colorido también se ve afectado en gran medida por los radicales libres lo que se percibe con la degradación del color, por esto, en lo posible debemos evitar secar el cabello al sol, lo que acelera la oxidación.

"Lo ideal para cuidarnos es utilizar productos antiage, combinados con productos que traten el estado actual del cabello. Por ejemplo, un cabello seco debe usar productos para ese estado seco combinando y/o alternando con productos antiedad", aconsejó Aros.

¡Botox hasta en el pelo!

No es una manera de decir. Los términos de tratamientos faciales ahora se aplican al pelo: BB creams, "botox" para el pelo. Y la tendencia crece.

Cada día tenemos menos tiempo para tratamientos largos y engorrosos, por esto el concepto de BB cream y all-in-one que reúne hasta diez beneficios en un solo producto está más en alza. "Es un concepto que llegó para quedarse; tratan las fibras capilares en su totalidad, desde adentro hacia afuera, de ahí su apelativo de botox capilar, porque su acción se ve y se siente al momento de usar", describió Aros, quien detalló que "son productos que procuran aportar al cabello todo lo que la fibra capilar necesita en un solo paso, restauración, hidratación, nutrición, brillo y juventud, pero no reemplazan a los tratamientos intensivos específicos".

Al igual que el botox, que "retarda" por un tiempo las señales del envejecimiento y evita temporalmente la necesidad de una cirugía estética, el botox capilar también retarda la sensación de envejecimiento de la fibra capilar ayudando a protegerla de las agresiones del medio ambiente. Pero del mismo modo que ocurre con la toxina botulínica, no elimina la posibilidad de daño al cabello ni el uso de productos específicos para un determinado problema. "Por ejemplo, un cabello que necesite de reestructuración por daños químicos, necesita de un tratamiento específico, BB cream, botox o all-in-one, como son de amplio espectro no podrá solucionar este problema específico", explicó.

Martes 6 de Enero de 2015

Joomla! meta tags