"En los últimos dos o tres años, de pronto hemos observado un aumento en las personas con ese tipo de alergia", señaló en un comunicado de prensa el doctor Matthew Zirwas, director del centro de dermatitis de contacto del Centro Médico Wexner, de la Universidad Estatal de Ohio. "Algunos pacientes han tenido el sarpullido sin explicación durante años", agregó.

El conservante químico la metilisotiazolinona, se halla en muchos productos basados en agua, lo que incluye toallitas húmedas, cosméticos, jabones líquidos, productos para el pelo, filtro solar, y detergentes de ropa y limpiadores.

"Las concentraciones de ese componente han aumentado de forma dramática en algunos productos en los últimos años, a medida que los fabricantes dejaron de utilizar otros como el parabeno y el formaldehído", apuntó Zirwas.

El conservante puede provocar un sarpullido que pica y duele, que puede incluir ampollas y se parece a una reacción a la hiedra venenosa. Las áreas del cuerpo que con mayor frecuencia se ven afectadas por una hipersensibilidad a la metilisotiazolinona incluyen los glúteos y los genitales por el uso de toallitas húmedas desechables en el sanitario, los dedos de las manos y las manos por el manejo de este mismo producto, y la cara por el empleo de jabones y champús.

"Si alguien sospecha que tiene una alergia a las toallitas húmedas, debe dejar de usarlas durante al menos un mes", aconsejó Zirwas. "Una semana o dos no es tiempo suficiente", repuso y añadió que "los fabricantes están conscientes del problema y están intentando desarrollar conservantes alternativos".

Viernes 28 de Marzo de 2014.

Joomla! meta tags