No basta con que hagan deporte una vez por semana si pasan todas las tardes en el sillón

Delante del televisor o el ordenador: los niños suelen pasar demasiado tiempo sentados. 

Comer, estudiar, hacer las tareas, jugar en la compu: muchos chicos hacen muchas cosas sentados. A largo plazo, esto tiene un efecto nocivo en su salud, ya que estar sentado por mucho tiempo aumenta el riesgo de sobrepeso y de las enfermedades metabólicas y reduce la densidad ósea. En muchas de estas situaciones, estar sentado se puede interrumpir o evitar.

Las tareas, por ejemplo, no se tienen que hacer necesariamente sentados. Muchos niños cuentan en sus casas con mesas movibles que se pueden extender hacia arriba. Si la altura no es suficiente, se las puede elevar con libros y hacer las tareas de pie.

También es posible trepar o hamacarse en el cuarto. Sólo hacen falta sogas, escaleras y un poco de ingenio. Además, toda la familia puede acordar pasar menos tiempo sentada y, por ejemplo, levantarse del sofá cuando pasan publicidades en la tele y dar una vuelta a la mesa del comedor. También se puede ir a la escuela en bicicleta en vez de en auto.

Si bien los riesgos que representa para la salud estar mucho tiempo sentado no están del todo estudiados y el deporte no logra compensarlos por sí solo, moverse siempre hace bien. No basta con que juegue al fútbol una vez por semana si luego pasa todos los días sentado frente a la consola de videojuegos.

Joomla! meta tags