El defensor de San Miguel está vivo gracias al rápido accionar de Yael Falcón Pérez, árbitro, profe de educación física y guardavidas.

El árbitro Yael Falcón Pérez, quien el sábado pasado le realizó los primeros ejercicios de reanimación al defensor Isaías Olariaga, que le salvaron la vida al futbolista de San Miguel, aseguró que "cuando vi que todos se detuvieron, desde el primer momento supe que algo anormal había pasado".

El sábado pasado en estadio de Arsenal de Sarandí durante el partido de ida de la final del torneo reducido de la Primera C entre San Miguel y Defensores Unidos, Olariaga y el atacante del conjunto zarateño Javier Velázquez tuvieron un fuerte choque de cabezas por el cual el defensor del "Trueno Verde" convulsionó y fue asistido por el árbitro Yael Falcón Pérez.

El estado de salud del futbolista

"Cuando vi que todos los jugadores se detuvieron con la pelota en el área, supe que algo anormal había pasado", relató el árbitro que inmediatamente después comenzó los tareas de reanimación que mantuvieron con vida al jugador.

Su experiencia como profesor de educación física y los trabajos como guardavidas le dieron a Falcón Pérez los conocimientos para actuar: "La sociedad no esta capacitada para una situación así", sostuvo el juez en declaraciones a Télam Radio y agregó que al ser docente tiene la convicción que "el RCP (reanimación cardiopulmonar) tiene que ser una materia que esté en el colegio y en los trabajos".

El árbitro le salvó la vida

Tras la finalización del partido y, a pesar de la información que le suministraron los médicos sobre la salud de Olariaga, Falcón Pérez, ni bien terminó el partido, fue a visitarlo al hospital Argerich. "Hasta que no lo viera, no iba a estar tranquilo", indicó y añadió: "Me acerqué hasta donde estaba internado, puede entrar y verlo, nos reímos un rato, contamos historias y anécdotas de fútbol".

Joomla! meta tags