El intendente Juan Pablo de Jesús encabezó en el Centro de Jubilados y Pensionados de esa localidad la implementación oficial del programa municipal La Costa Vida, que crea zonas cardioprotegidas en instituciones y espacios públicos del distrito.

El intendente del partido de La Costa, Juan Pablo de Jesús, encabezó esta semana en el Centro de Jubilados y Pensionados de Las Toninas la implementación oficial del programa municipal La Costa Vida, una iniciativa que crea zonas cardioprotegidas en instituciones y espacios públicos del distrito. Con su puesta en marcha, la localidad costera, según el municipio, se convirtió en la primera ciudad del cardioprotegida del país.

De Jesús entregó desfibriladores que serán ubicados en distintos lugares de la localidad: los jardines de infantes Nº 907 y Nº 918, la Escuela Primaria Nº 3, la Escuela Secundaria Nº 7, el Club Social, Cultural y Deportivo Las Toninas y el Centro Cultural Las Toninas. El programa continuará en las próximas semanas con las distintas localidades del distrito hasta cumplir antes de fin de año con la meta de ser el primer municipio turístico cardioprotegido del país.

Cn el apoyo de los Bomberos Voluntarios y Defensa Civil de la Municipalidad, quienes realizarán asesoramiento y capacitación de RCP y para la utilización de los aparatos, el intendente de La Costa contó que “el objetivo es que antes de fin de año todas las instituciones de La Costa cuenten con su desfibrilador: los jardines de infantes, las escuelas, los institutos terciarios y universitarios, los clubes, los centros de jubilados y todos los espacios públicos municipales, como los Polideportivos y Centros Culturales”, detalló.

Este moderno sistema de desfibrilador automático, que permite controlar con una descarga una arritmia cardíaca letal, es una tendencia mundial que cuenta con una moderna tecnología y diseño, que lo hace más sencillo en su uso. Por ejemplo, las instrucciones para su utilización son dictadas mediante un programa de voz instalado en cada aparato.

En Argentina se producen alrededor de 40 mil muertes súbitas al año y el 70% ocurren fuera de los hospitales: en el trabajo, en clubes, en lugares públicos e incluso en la calle. La única forma de salvar esas vidas es aplicando en forma rápida y eficaz medidas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y desfibrilación.

Joomla! meta tags