Homepage

ULTIMAS NOTICIAS ir
 
ENTREVISTAS ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
Luis Majul Periodista
 
 
CONSULTORIO ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
RCP: Reanimación Cardiopulmonar - Solo con tus Manos
 
 
NOTAS DE SALUD ir

PSICOLOGÍA

  • ¿A qué edad se alcanza la plenitud de la vida?

    ¿A qué edad se alcanza la plenitud de la vida? ¿Cuál es la mejor edad para disfrutar de la vida? ¿Alguna vez te has preocupado pensando que el mejor momento de tu vida ya pasó? Y peor aún, ¿ni siquiera te diste cuenta?

     

    Hay quienes afirman que la vida comienza a los 40 años, o que los 60 son los nuevos 50.

    ¿Pero es eso verdad? ¿A qué edad podemos sacar más provecho de la vida?

    Para descubrirlo, decidimos explorar la literatura médica para evaluar cómo todo cambia con el paso del tiempo, desde la memoria hasta el impulso sexual.

    Y lo que encontramos, nos sorprendió gratamente.

    Actividad física

    En aquello que requiere explosiones energéticas súbitas, como carreras de 100 metros o lanzamiento de jabalina, el momento ideal está a mediados de la década de los 20, debido a que a partir de ese momento comienza un rápido declive.

    En el caso de los futbolistas, el proceso se inicia con anterioridad.

    Sin embargo, los deportes que requieren de gran resistencia, como los maratones o las carreras de 100 km o 1000 km, suelen ser mejores para atletas de más edad.

    Incluso después de pasar los 30 y los 40 años, el declive es gradual.

    Un ejemplo es el caso de Sunny McKee, quien celebró su cumpleaños número 61 compitiendo en su primer triatlón Ironman, que incluía un recorrido en bicicleta de 180 km, un maratón y una competencia de nado de 4 km.

     

    De hecho, muchos de los competidores se vuelven adictos a este tipo de eventos y continúan participando incluso cuando tienen más de 70 años.

    El funcionamiento de la mente

    En lo que respecta a la memoria, los hallazgos no fueron tan alentadores.

    Después de los 20 años, queda en evidencia que la capacidad de almacenamiento de nueva información, fue mejor en otra época.

    De hecho, es probable que todo haya empezado a ir cuesta abajo al salir de la escuela.

    La capacidad para retener datos en la "memoria funcional", como por ejemplo las rondas de tragos en un bar, se mantiene por un rato más, pero disminuye progresivamente en la década de los 40.

    Incluso más deprimente puede resultar enterarse de que la cumbre de la creatividad se alcanza pronto.

    La mayoría de los descubrimientos galardonados con el premio Nobel se hicieron cuando los ganadores tenían alrededor de 40 años.

    Y nuestra materia blanca –las conexiones que forman las superautopistas de la información de nuestro cerebro- también empieza a menguar en ese momento, lo que puede hacernos más lentos.

    Pero no todo es malo.

    El lado positivo del cerebro

    Hay otras habilidades que siguen desarrollándose con el paso del tiempo, como la comprensión lectora y la aritmética.

    Y el razonamiento social –la capacidad de lidiar efectivamente con las complejidades de la amistad- alcanza su cima posteriormente.

    Esto quiere decir que nuestras habilidades mentales mejoran y empeoran siguiendo una suerte de patrón curvo.

    Cuando la cresta de una ola pasó, viene otra.

    "No hay una edad en la que seamos buenos en todo, o incluso en la mayoría de las cosas", afirma Josh Hartshorne, de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, quien estuvo a cargo de una investigación con respecto al tema.

    El aspecto sexual

    Si las películas y las series de televisión tienen algo de credibilidad, la década los 20 y los 30 son una especie de orgía permanente.

    Pero en realidad, ni el deseo ni la actividad sexual disminuyen hasta bien entrada la década de los 50.

    E incluso en ese momento, el declive no es pronunciado.

    Según un estudio, no es descabellado que hombres de 55 años tengan la expectativa de mantener relaciones sexuales frecuentes por otros 15 años.

    Las mujeres de esa misma edad pueden contar con poco más de una década adicional.

    Según ese estudio, 30% de personas saludables, con edades comprendidas entre los 65 y los 74 años, disfrutan del sexo al menos una vez a la semana.

    Pero la disminución en el impulso sexual también se puede ver compensada con el aumento del disfrute de la vida.

    Puede resultar un poco paradójico considerando los achaques físicos que llegan con la edad, pero también podría estar relacionado con el hecho de que, finalmente, las personas aprenden a equilibrar sus emociones.

    ¿El elixir de la juventud?

    Entonces, ¿qué podemos concluir de estos hallazgos?

    La cumbre sexual se alcanza en la década de los 20, la física en los 30, la mental en los 40 y 50 y en la de los 60, se es más feliz.

    Aunque, por supuesto, siempre influyen las circunstancias personales.

    Pero es más importante el reconocimiento de que la edad llega con sus altos y bajos, por lo que no se puede hablar de un momento cumbre en la vida.

    Con el paso de la edad, la gente quiere disfrutar la vida.

    También es importante considerar que algunas de las dificultades mencionadas con anterioridad, pueden combatirse en cierta forma.

    El ejercicio, en particular, no solo prolonga la capacidad física y ayuda a combatir enfermedades relacionadas con la edad, como la diabetes y el cáncer, sino que también fortalece la memoria.

    Quienes gozan de buena salud también puede disfrutar de unos cinco años más de actividad sexual al final de sus vidas.

    Es lo más cerca que llegaremos al elixir de la juventud.

    Los psicólogos también apuntan que la actitud mental puede jugar un papel más importante del que se piensa, por lo que algunas limitaciones podrían deberse más bien a ese aspecto y no al desgaste del cuerpo.

    Nada puede revertir el envejecimiento. Pero al saber qué nos espera, podemos hacer que el recorrido sea más agradable

    miércoles 27 de mayo de 2015

CLÍNICA MÉDICA

  • Síntomas que indican la pérdida de audición

    audicion2Los médicos creen que la herencia y la exposición crónica a ruidos fuertes son los dos factores principales que, con el tiempo, contribuyen a la pérdida de la audición

    Se calcula que 33% de los estadounidenses de 65 a 75 años de edad y cerca de 50% de los mayores de 75 años experimentan algún grado de pérdida auditiva. En este país, a la edad de 65 años, una de cada tres personas presenta algún tipo de pérdida auditiva.

    Al respecto, Jenne Tunnell, Doctora en Audiología y especialista del Sistema de Salud de Mayo Clinic, opina lo siguiente: "a pesar de que la pérdida de la audición es común en las personas mayores, el problema afecta a gente de toda edad. Algunos nacen con pérdida auditiva y otros pueden perderla a temprana edad".

    Los médicos creen que la herencia y la exposición crónica a ruidos fuertes son los dos factores principales que, con el tiempo, contribuyen a la pérdida de la audición. Otros factores, tales como una infección del oído, pueden impedir a los oídos conducir los sonidos tan bien como deberían. Desgraciadamente, muchos tipos de pérdida auditiva son imposibles de revertir.

    A fin de intentar evitar los efectos secundarios negativos relacionados con la pérdida de la audición no tratada, hay que mantenerse atento a las primeras señales. Empiece por tomar la siguiente prueba del Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación.

    ¿Tiene dificultad para escuchar cuando habla por teléfono?

    ¿Tiene dificultad para seguir la conversación cuando varias personas hablan al mismo tiempo?

    ¿Se quejan los demás de que usted sube demasiado el volumen del televisor?

    ¿Tiene que hacer esfuerzo para entender la conversación?

    ¿Tiene dificultad para escuchar cuando hay un trasfondo ruidoso?

    ¿Ha observado que usted suele pedir a los demás que repitan lo que dijeron?

    ¿Cree que muchas de las personas con las que habla parecen mascullar o no hablar claro?

    ¿Le resulta difícil entender bien a los demás y responde otra cosa?

    ¿Tiene dificultad para entender a las mujeres y a los niños?

    ¿Se molestan los demás porque usted no les entiende cuando le hablan?

    Tenga presente que esta prueba sirve solamente como información general, puesto que únicamente los audiólogos pueden diagnosticar pérdida de la audición. Si respondió afirmativamente a tres o más de las preguntas, llame al médico y consulte sobre realizarse un examen de audición.

    La pérdida auditiva deriva en una pérdida de inteligibilidad, en la que frecuentemente se pierden o distorsionan las palabras, y eso conduce a quienes tienen problemas para escuchar a creer que "todo el mundo masculla".

    Sin embargo, nadie tiene que vivir en un mundo de silencio o de sonidos poco distinguibles. Usted y el audiólogo pueden tomar medidas para mejorar lo que puede escuchar. Las personas que pierden la audición suelen lidiar con problemas como el dolor de no escuchar bien, baja autoestima, estrés y el consiguiente cansancio, depresión, pérdida de intimidad, retraimiento, aislamiento social y posible dependencia a sustancias químicas.

    Hay muchas afecciones que pueden provocar la pérdida de la audición. Algunas de las razones más comunes son:

    • Exposición a ruidos peligrosos. Muchas actividades recreativas, como el tiro y la caza, la música estridente, las herramientas eléctricas, el equipo pesado, las podadoras de césped, las motos de nieve y las motosierras pueden producir sonidos capaces de dañar el oído interno cuando no se usa un dispositivo de protección adecuado. Si se encuentra en una situación ruidosa en la que necesita levantar la voz o gritar para que le escuche alguien que está a menos de un metro de distancia (3 pies), el ruido posiblemente esté en niveles peligrosos. Las señales de una excesiva exposición al ruido pueden ser que después se presente tintineo en los oídos y se escuche a todos como si mascullasen.

    • Avanzar en edad. La gente de más de 50 años es proclive a perder gradualmente el oído, año a año.

    • Herencia. Los antecedentes familiares desempeñan una función en la capacidad de resiliencia de la audición y, al parecer, varios tipos de pérdida auditiva ocurren en familias.

    • Medicamentos. Algunos medicamentos pueden causar pérdida auditiva. Si usted presenta alguna señal de pérdida auditiva, consulte con el proveedor de atención médica que le recetó los medicamentos.

    • Traumatismo y/o infección. Una lesión en el oído puede ocasionar la pérdida temporal o permanente de la audición. Entre los ejemplos de esto están el tímpano perforado y la otitis del nadador.

    Las ayudas auditivas son unos dispositivos que amplifican el sonido para quienes han perdido la audición y los hay de muchas marcas, modelos, formas y tamaños. Los tipos principales son los siguientes:


    • Completamente dentro del canal auditivo

    • En el canal auditivo

    • En el oído

    • Detrás de la oreja

    • Receptor en el oído (RITE, por sus siglas en inglés)

    Cuando las ayudas auditivas no son suficientes para ayudar en una pérdida auditiva demasiado fuerte, otra alternativa es la cirugía para implante coclear. El implante coclear es un dispositivo pequeño que circunvala las partes del oído interno que no funcionan y convierte el sonido en impulsos eléctricos que envían información al cerebro. El proveedor de atención médica puede determinar si usted es apto para un implante coclear y explicarle las ventajas y riesgos del procedimiento.

    Viernes 22 de mayo de 2015

TRAUMATOLOGÍA

  • Cuándo es mejor aplicar frío o calor para tratar los dolores musculares

    La clave es saber qué tipo de dolor es, si se trata de una lesión reciente o dolor crónico.

    Son dos de las terapias más comunes para aliviar los dolores musculares o las molestías en las articulaciones.

    El problema es que la mayoría de las personas que hacen ejercicio no tienen muy claro cuál deben usar: frío o calor.

    La respuesta rápida es depende de cuán reciente es el dolor o de si se trata de un malestar recurrente.
    Por lo general, una lesión nueva suele causar una inflamación en la zona afectada, por lo que el frío puede actuar para reducir el flujo sanguíneo y por lo tanto, evitar que se produzca una mayor inflamación.

    El frío reduce el flujo de la sangre y el calor dilata los vasos sanguíneos.

    El calor, por su parte, es más recomendado para los dolores crónicos ya que al generar un efecto opuesto, de mayor flujo de sangre, permite que haya una curación más rápida.

    Una investigación reciente de la Clínica Mayo, de Estados Unidos, recomienda la fórmula general de optar por la terapia fría primero y luego por un tratamiento con calor.

    Cuándo el frío

    En un artículo publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, un grupo de expertos en medicina deportiva explicaron cómo aplicar frío puede ser crucial durante las primeras 48 a 72 horas de que se haya producido la lesión.

    Según el doctor Cayce Onks, del Centro Médico Penn State Hershey, el hielo puede reducir el daño del tejido secundario y aliviar el dolor de la zona afectada.

    Si se trata de una lesión reciente, es mejor evitar que aumente la inflamación con la aplicación de hielo.
    Le recomendación es aplicar el hielo durante 20 minutos por cada hora, para evitar que se produzca daño en la piel.

    El centro médico de la Universidad de Rochester, por su parte, recomienda en su departamento de salud el uso de parches fríos o hielo en áreas que están inflamadas o donde haya una contusión.

    Este tipo de terapia es buena para esguinces, para cuando se fuerza mucho una zona del cuerpo, chichones y morados en la piel.

    Cuándo el calor

    "El calor transporta sangre a la zona afectada, la cual suministra los nutrientes que el tejido necesita para sanar", dijo el doctor Onks. "También puede incrementar la flexibilidad de los tendones y los músculos".

    El calor ayuda al flujo de oxígeno y nutrientes a través de la sangre.

    Al permitir una dilatación de los vasos sanguíneos, el calor acelera el flujo y facilita la llegada de oxígeno y nutrientes que reduce la presión sobre las articulaciones y alivia el dolor en los de músculos.

    Los parches calientes también reducen la aparición de espasmos musculares y mejoran la flexibilidad de ligamentos y tendones.

    La terapia de calor es uno de los tratamientos más efectivos para problemas crónicos como la artritis.

    En cualquier caso, el método que se recomienda que se aplique inicialmente cuando se sufre una lesión es el programa conocido como RICE (Rest, Ice, Compression and Elevation), es decir, reposo, hielo, aplicar presión y en elevación.

    Lunes 18 de mayo de 2015

TELEVISION ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
 
RADIOir
 
radio
Name Play
1.5 Enfermedades Hepáticas
1.6 Alcohol: una droga legal
1.7 Emociones y Estres
1.8 Historia Clínica de Jorge Luis Borges
1.9 Qué es un factor de riesgo
2.0 Historia clínica de personajes de la historia
2.1 Tomar vino hace bien?
2.2 Detección de tumores
2.3 Ser agradecido ayuda a la salud
2.4 El tabaco enemigo de los grandes personajes
2.5 Historia Clinica de Ricardo Alfonsin
2.6 Los Antinflamatorios
2.7 Medicamentos y Creencias
2.8 Pobreza y Salud
2.9 La Soledad
3.0. El Caso de Angelina Jolie
3.1 Consumo de sal
3.2 Funcionamiento de riñón
3.3 Muerte de Gerardo Sofovich
3.4 Beneficios de dejar de fumar
3.5 Desde Roma - Proyecto RCP
3.6 Proyecto RCP- SCHOLAS en el Vaticano
3.7 Meditación
3.8 Alfredo Leuco
3.9 Control Odontológico
4.0 Cansancio o Agobio
4.1Mitos de la hiper tensión arterial
4.2 Freud: último capítulo
4.3 Síntomas Cardíacos
4.4 La Neurosis de Freud
4.5 Hipertension Arterial
4.6 Tabaquismo Dra Silvina Aparicio
4.7 Complejo de Edipo
4.8 EPOC
4.9 Ley RCP y muerte subita
5.0 Emociones no se medican se procesan
5.1 Sarmiento y sus Relaciones Emocionales
5.2 Demencias
5.3 Síndrome Urémico Hemolítico
5.4 Accidente Cerebro Vascular
 
AGENDA
Please update your Flash Player to view content.
TWITTER@DrLopezRosetti
 
Joomla! meta tags