Homepage

ULTIMAS NOTICIAS ir
 
ENTREVISTAS ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
Ceder la Palabra Dr. Daniel López Rosetti!
 
 
CONSULTORIO ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
RCP: Reanimación Cardiopulmonar - Solo con tus Manos
 
 
NOTAS DE SALUD ir

PEDIATRÍA

  • La música ayuda a que los bebés hablen más rápido

    Jugar al compás de un vals tiene consecuencias claras en el desarrollo de algunas habilidades perceptivas, según un estudio

    Investigadores de la Universidad de Washington en Seattle, Estados Unidos, comprobaron que la música influye de una manera positiva en que el desarrollo de las habilidades perceptivas de los chicos. Luego de un experimento realizado sobre 20 bebés de 9 meses durante 12 sesiones, lograron explicar cómo mejora el procesamiento cerebral de los sonidos y del habla.

    "Nuestro estudio es el primero con niños que sugiere que experimentar un patrón rítmico de la música también puede mejorar la capacidad de detectar y hacer predicciones acerca de los patrones rítmicos en el habla", detalla Christina Zhao, investigadora postdoctoral, en el artículo que se publicó en Proceedings of the National Academy of Sciences.

    El método

    En el transcurso de un mes, los chicos y sus padres asistieron a sesiones de juego de 15 minutos en el laboratorio con música en ritmo de vals. En grupos de 2 o 3, los bebés se sentaron con sus padres, quienes los guiaron a través de las actividades con las direcciones de los investigadores.

    A su vez, otro grupo denominado "de control" jugó con objetos que requerían movimientos coordinados sin música de fondo, como autos de juguete y bloques. Una semana después de que terminaran las sesiones de juego, las familias regresaron al laboratorio para medir las respuestas en los bebés con magnetoencefalografía, una técnica no invasiva que registra la actividad en el cerebro.

    La principal conclusión fue que los chicos del grupo musical, expuestos a perturbaciones tanto en el ritmo de la música como en el habla, presentaban respuestas más fuertes en comparación a los del grupo de control. Esto sugiere que la participación en las sesiones de juego con música mejoró la capacidad de los bebés para detectar patrones de sonidos. Es decir que estar expuesto a música temprano en la vida puede impulsar cambios cognitivos que ayudan a desarrollar el habla.

PSICOLOGÍA

  • Técnicas fáciles para manejar las preocupaciones

    Ya sea por el futuro, el pasado, el trabajo, la salud o la familia, las preocupaciones son parte de nuestra vida diaria y pueden invadir nuestros pensamientos desde el momento en que nos levantamos, lo que perjudica no sólo nuestro descanso, sino también la salud mental.-

    Ad Kerkhof, psicólogo clínico de la Universidad Vrije de Ámsterdam, en Holanda, lleva más de 30 años investigando este fenómeno, que en sus palabras genera ansiedad, conduce a la depresión y en los casos extremos puede llevar al suicidio.

    "La gente normalmente se preocupa por el futuro y cree que al hacerlo logrará hallar soluciones", relató Kerkhof a la BBC y si bien aclaró que es normal preocuparse, si se tienen todos los días tienes los mismos pensamientos que no se pueden controlar, es demasiado.

    Según el especialista, existen técnicas sencillas para preocuparse menos o al menos, para manejar la ansiedad. Aquí, cinco tips báscicos.

    • Establecer un "tiempo de preocupación"

    Kerkhof, sostiene que la gente, para dejar de preocuparse, se repite que tiene que parar de hacerlo, pero este método no funciona y de hecho, preocupa más. En su lugar, la estrategia que propone es establecer un tiempo determinado a lo largo del día para manejar esas preocupaciones, en dos periodos de 15 minutos, uno por la mañana y otro por la tarde.

    "Debés dedicar ese tiempo únicamente a preocuparte. De esa manera estableces una misión y después podés desconectar. Así, si un una preocupación invade tu cabeza a lo largo del día, debés repetirte ´ahora no, no es el momento´", sostiene.

    • No preocuparse en lugares de descanso

    El sillón favorito no es el mejor lugar para las cavilaciones. Es mejor manejarlas como un trabajo y no como parte del ocio. Así, al pensar en ellas, se buscará una solución una por una.

    • Utilizar recuerdos positivos

    Muchas de las preocupaciones vienen a la mente por la noche y no dejan dormir. Por eso Kerkhof aconseja "tomar un pequeño descanso del tiempo de no preocupación durante unos 5 minutos". Tras manejar las cavilaciones en ese lapso, el especialista sugiere tomarse otros 10 minutos inmediatamente después para pensar en un recuerdo positivo.

    "Tratá de repetirlo 30 veces en tu cabeza, de manera que sigas preocupado, pero esta vez sobre algo positivo", dice Kerkhof.

    • Buscar distracciones

    Cuando te preocupes fuera de tu "tiempo de preocupación", debes buscar distracciones que permitan entretener tu mente y alejarte de esa ansiedad, por ejemplo leer un libro, llamar a un amigo o escuchar música. Está técnica no consiste en ignorar los problemas, sino enfrentarlos en el momento adecuado.

    • Tomarse su tiempo

    A pesar de poner en práctica todas las técnicas, Kerkhof recordó que sus efectos no son inmediatos. El experto puso en práctica la técnica con 200 personas que se preocupaban demasiado y lograron, de promedio, reducir sus preocupaciones en un 50%.

    "Preocuparse es como una adicción y si querés acabar con ella necesitás tiempo para enseñarte, poco a poco, cómo dejar de hacerlo", advierte Kerkhof.

     

    Fuentes: BBC Mundo

NUTRICIÓN

  • Cuáles son las causas que influyen en el cansancio?

    Muchas veces dormir poco no es lo único que influye en tu nivel de energía.

    Además de las horas de sueño, la mente y el estómago también pueden influir en el cansancio.

    Quizá dormir poco no sea el único ingrediente que esté saboteando tu energía. La mente y el estómago pueden ser también detonantes de que arrastres el cansancio durante todo el día y que ni las siete horas de sueño recomendadas te salven. Descubrí qué puede estar mermando tu combustible diario.

    1. Llevarte la oficina a casa

    Si tras la jornada en la oficina, ocupás tus ratos libres para chequear el correo electrónico, tenemos una noticia: estás saboteando tu esfuerzo y tu mente.

    "Hay muchas personas que aprovechan la noche para revisar la agenda y el email porque piensan que les va a restar trabajo al día siguiente, pero no es así", señala Soraya Bajat, psicóloga del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela. "En el 90% de los casos es un acto improductivo. Además, infunde preocupaciones a las que no se pueden dar solución hasta llegar al entorno de trabajo", considera la especialista.

    Llevarse la oficina a casa cansa.

    Este proceso que ocupa una o dos horas nos hace recibir información, en parte irresoluble hasta el día siguiente. "En el 90% de los casos es un acto improductivo. Además, infunde preocupaciones a las que no se pueden dar solución hasta llegar al entorno de trabajo y nos hace pensar que son actividades prioritarias en un momento que no les corresponde", continúa. Así que, a no ser que sea cuestión de urgencia, olvidate de la casilla del trabajo al término de tu horario laboral.

    2. Dejar de entrenar cuando estás cansado

    Si estás en modo ahorro de energía, puede que una sesión de gimnasio te ayude a recargarla. Es lo que demostró un estudio realizado por la Universidad de Georgia que comprobó cómo adultos sedentarios que comenzaron a hacer ejercicio suave tres veces por semana durante 20 minutos, declararon reducir la fatiga e incrementar los niveles de energía en seis semanas.

    3. Ser demasiado perfeccionista

    Buscar este imposible resulta agotador y sus beneficios, en la mayoría de los casos, no son percibidos por los demás. "El perfeccionista incurre en un error: pensar que el esfuerzo que requiere su objetivo, compensa el resultado", comenta Soraya, al tiempo que subraya que para el resto de las personas ese esfuerzo no es perceptible. Utilizando la mitad de los recursos el resultado hubiera sido percibido de la misma manera.

    4. Consumir pocos carbohidratos

    Esta categoría de alimentos son el combustible para el organismo. "Es el nutriente que proporciona la energía", declara Lina Robles, nutricionista-dietista del Hospital Universitario Sanitas la Zarzuela. "Lo normal es una porción en el desayuno y otra en la comida, para tener rendimiento durante el día", añade la experta que aconseja ingerirlos a través de arroz, pasta, pan, cereales o papas.

    5. No delegar

    "Es un clásico que sobre todo afecta a las mujeres. No nos fiamos de lo que hacen los demás y queremos hacerlo todo", afirma Soraya. Afecta sobre todo en cuestiones de la vida cotidiana y genera una sobrecarga de responsabilidad que acaba disparando los niveles de estrés. "En líneas generales, lo más importante es mentalizarse de que hay muchas maneras de hacer las cosas y la nuestra no tiene por qué ser la única buena. Hay que llegar al objetivo y no perderse en el cómo", argumenta.

    6. Salir de casa sin desayunar

    Según un estudio desarrollado por la Universidad de Bath, desayunar es una de las claves para una vida saludable. "Las personas que desayunan regularmente suelen estar más sanos", explica el doctor James, su principal investigador.

    El desayuno es esencial para empezar el día con energía.
    Por su parte, Lina recomienda incluir siempre en esta comida una ración de lácteos (leche o yogurt), una pieza de fruta o un jugo natural y una porción de pan o cereales. "A quienes no tienen el hábito, les recomiendo a primera hora comer algo de fruta y a media mañana, hacer el completo", dice la especialista.

    7. Hacer una montaña de un grano de arena

    Si no sabemos darle la magnitud exacta a los acontecimientos, puede que agotemos los recursos mentales de manera innecesaria. "Es lo que se llama ansiedad anticipatoria. Se retroalimentan todos los pensamientos negativos en el cerebro", indica la psicóloga que propone algunas pautas para combatirlo. "En el caso de que sea algo que no tiene resolución inmediata, lo mejor es posponer pensar su resolución hasta que llegue el momento de enfrentarse a ello", sostiene.

    "Cuando se tiene un problema, si se puede solucionar de manera inmediata, se deben utilizar los recursos y ejecutarlo." Sin embargo, hay ocasiones que pueden perturbar la mente y no pueden atajarse en el corto plazo. Imaginá una reunión con tu jefe para tratar un tema espinoso. "En el caso de que sea algo que no tiene resolución inmediata, lo mejor es posponer pensar su resolución hasta que llegue el momento de enfrentarse a ello", recomienda.

TELEVISION ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
 
RADIOir
 
radio
Name Play
1. Don Quijote - Personaje de "Historia Clínica"
1.0 Capitulo AMOR libro "Ellas"
1.1 Drogas peligrosas
1.2 AMOR - Libro "Ellas"
1.3 Libro "ELAS"
1.4 Cefaleas
1.5 Dolor precordial
1.6 Enfermedades del Aedes Aegypti
1.7 El Estrés Electoral
1.8 Concientización del Cáncer de Pulmón
1.9 Los Argentinos tomamos poca agua
2. Estrés
2.0 Brote Psicótico
2.1 Embutidos en la mira
2.2 Meditación en las escuelas
2.3 EPOC
2.4 Cancer De Mama
2.5 Historia Clinica de Tita Merello
2.6 Edema en miembros inferiores
2.7 Consejos nutricionales
2.8 Historia Clinica de Sarmiento
2.9 Hipertensin arterial relacionada con enfermedades autoinmunes
3. Electrocardiograma
3.0 Células cardíacas
3.1 Burn Out en los médicos
3.2 Trastorno afectivo estacional
3.3 Semana de la lactancia materna
3.4 Enfermedad de Parkinson
3.5 Relajación psicofísica y meditación
3.6 Comida y emociones
3.7 40º Aniversario Fundación Favaloro
3.8 Cirugía Estética
3.9 Culebrilla: mitos y verdades
4. Control ginecológico
4.0 Emociones
4.1 Arritmias
4.2 ¿Qué es el EPOC?
4.3 Intensa-Mente de Disney
4.4 La vida social es clave para la salud
4.5 Ventajas de la sopa
 
AGENDA
Please update your Flash Player to view content.
TWITTER@DrLopezRosetti
 
Joomla! meta tags