ULTIMAS NOTICIAS ir
 
ENTREVISTAS ir
 
Ceder la Palabra Dr. Daniel López Rosetti!
 
 
CONSULTORIO ir
 
RCP: Reanimación Cardiopulmonar - Solo con tus Manos
 
 
NOTAS DE SALUD ir

NUTRICIÓN

  • Más de la mitad de los latinoamericanos tiene sobrepeso

    La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el informe ‘Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe’, difundido este jueves en Santiago, dice que cerca del 58 % de los habitantes de la región, lo que equivale a 360 millones de personas, tiene exceso de peso.

    sobrepeso obesidad 555x311El informe elaborado junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), precisa que salvo en Haití (38,5%),Paraguay (48,5 %) y Nicaragua (49,4 %), el sobrepeso afecta a más de la mitad de la población de los países latinoamericanos y caribeños.

    Los países con una mayor incidencia del sobrepeso son Bahamas (69 %), México (64 %) y Chile (63 %), según el documento.

    La obesidad en tanto, afecta a 140 millones de personas, el 23 % de la población regional, y las mayores tasas se observan en países del Caribe: Bahamas (36,2 %), Barbados (31,3 %) y Trinidad y Tobago (31,1 %).

    Factores que influyen
    El incremento de la obesidad tuvo un impacto mucho mayor en las mujeres, pues en una veintena de países latinoamericanos la tasa de obesidad femenina es 10 puntos porcentuales superiores al de los hombres, según el informe.

    También aumentó en América Latina y el Caribe la obesidad infantil, un problema que azota al 7,2 % de los niños menores de 5 años.

    De acuerdo con el informe, uno de los factores que explican el alza de la obesidad y el sobrepeso es el cambio en los patrones alimentarios, que provocó un incremento del consumo de productos procesados.

    "El crecimiento económico, el aumento de la urbanización y los ingresos medios de las personas, y la integración de la región en los mercados internacionales redujeron el consumo de preparaciones tradicionales y aumentado el consumo de productos ultraprocesados", sostiene el documento.

NEUROLOGÍA

  • Razones científicas para leer más de lo que leemos

    La lectura es uno de los mejores ejercicios posibles para mantener en forma el cerebro y las capacidades mentales. Es así porque la actividad de leer requiere poner en juego un importante número de procesos mentales, entre los que destacan la percepción, la memoria y el razonamiento.

    lectura

    Cuando leemos activamos preferentemente el hemisferio izquierdo del cerebro,que es el del lenguaje y el más dotado de capacidades analíticas en la mayoría de las personas, pero son muchas más las áreas cerebrales de ambos hemisferios que se activan e intervienen en el proceso. Decodificar las letras, las palabras y las frases y convertirlas en sonidos mentales requiere activar amplias áreas de la corteza cerebral. Las cortezas occipital y temporal se activan para ver y reconocer el valor semántico de las palabras, es decir, su significado. La corteza frontal motora se activa cuando evocamos mentalmente los sonidos de las palabras que leemos. Los recuerdos que evoca la interpretación de lo leído activan poderosamente el hipocampo y el lóbulo temporal medial. Las narraciones y los contenidos sentimentales del escrito, sean o no de ficción, activan la amígdala y demás áreas emocionales del cerebro. El razonamiento sobre el contenido y la semántica de lo leído activan la corteza prefrontal y la memoria de trabajo, que es la que utilizamos para resolver problemas, planificar el futuro y tomar decisiones. Está comprobado que la activación regular de esa parte del cerebro fomenta no sólo la capacidad de razonar, sino también, en cierta medida, la inteligencia de las personas.

    La lectura, en definitiva, inunda de actividad el conjunto del cerebro y refuerza también las habilidades sociales y la empatía, además de reducir el nivel de estrés del lector. En ese sentido debemos resaltar el excelente trabajo de revisión del novelista y psicólogo Keith Oatley, de la Universidad de Toronto, Canadá, recientemente publicado en la revista científica CellPress y titulado Fiction: Simulación of Social Worlds (Ficción: Simulación de mundos sociales), destacando que la literatura de ficción es la simulación de nosotros mismos en interacción. Tras un riguroso y elaborado repaso de datos y consideraciones sobre psicología cognitiva, Oatley concluye que ese tipo de literatura al ser como una exploración de las mentes ajenas hace que quien lee mejore su empatía y su comprensión de los demás, algo de lo que estamos muy necesitados. Esa conclusión es además avalada por neuroimágenes, es decir, por datos científicos que exploran la actividad cerebral relacionada con ese tipo de emociones. La ficción que incluye personajes y situaciones complejas puede tener efectos especialmente beneficiosos. Así y como ejemplo, un trabajo recientemente publicado muestra que la lectura de Harry Potter puede disminuir los prejuicios de los lectores.

    Todo ello sin mencionar la satisfacción y el bienestar que proporciona el conocimiento adquirido y cómo ese conocimiento se transforma en memoria cristalizada, que es la que tenemos como resultado de la experiencia. El libro y cualquier lectura comparable son, así, un gimnasio asequible y barato para la mente, el que proporciona la mejor relación costo/beneficio en todas las edades de la vida, por lo que debería incluirse en la educación desde la más temprana infancia y mantenerse durante toda la vida. Cada persona debe elegir el tipo de lectura que más le motiva y conviene. Los niños deben ser estimulados a leer con lecturas adecuadas a su edad y los mayores deben procurarse todo el auxilio que requieran sus facultades visuales para poder seguir leyendo y manteniendo en forma su cerebro cuando envejecen. Un motivo añadido para que los mayores sigan leyendo es la plausible creencia de que no somos verdaderamente viejos hasta que no empezamos a sentir que ya no tenemos nada nuevo que aprender.

PEDIATRÍA

  • Mojar la cama con 5 años o más

    Cerca del 20% de los niños de 5 años moja la cama como mínimo dos veces a la semana

    Conseguir controlar la micción por la noche puede ser una tarea que llegue a desesperar a algunos progenitores. A pesar de que no es una enfermedad, si la enuresis se alarga, puede convertirse en un problema que afecta a la dinámica familiar y, sobre todo, a la vida del niño, ya que provoca una mala calidad del descanso nocturno, estrés y disminución de la autoestima del pequeño, que se sentirá triste y agobiado. En este artículo se explica qué es la enuresis, qué causas pueden originar que un niño moje la cama por las noches y qué tratamientos hay disponibles.

    Según datos de la Asociación Española de Pediatría, el control total de esfínteres se consigue entre los tres y cuatro años de edad. A pesar de ello, cerca del 20% de los menores de cinco años sigue mojando la cama por la noche, aunque sea un par de veces a la semana. La enuresis nocturna (que se escape la orina mientras se duerme cuando por edad se espera que ya no suceda) puede ser de dos tipos: primaria, cuando el niño nunca ha sido capaz de controlar la micción nocturna, o secundaria, cuando presenta pérdidas después de al menos seis meses seguidos sin mojar la cama durante la noche.

    La alarma de enuresis y la desmopresina son los dos tratamientos considerados de primera línea

    Este es un problema frecuente que los especialistas califican como infradiagnosticado. Afecta al doble de niños que niñas, se cree, por una maduración más tardía. Se resuelve de manera espontánea y su prevalencia decrece a partir de los 10 años. Sin embargo, es a partir de esta edad cuando resulta más complicado solucionarlo. Se estima que, a los 12 años, un 8% de la población sufre enuresis. En adultos, el porcentaje está en torno al 1%.

    Según las Recomendaciones del Comité de estandarización de la International Children's Continence Society (ICCS), para que pueda establecerse un diagnóstico de enuresis es necesario que los afectados tengan más de cinco años (seis en el caso de los varones), que es la edad a partir de la cual ya se considera inadecuado mojar la cama.

    ¿Por qué el niño moja la cama?

    Las razones del porqué sucede este trastorno -que no enfermedad- no son bien conocidas. Sin embargo, hay algunos factores que aumentan el riesgo de sufrir enuresis:

    Herencia: algunos autores señalan que si uno de los padres tuvo de pequeño incontinencia urinaria, el descendiente tiene un 30% de posibilidades de padecerlo también, porcentaje que aumenta hasta el 50% si ambos progenitores mojaban la cama.
    Ser varón: la enuresis es más común entre los chicos.

    Tener menor producción de hormona antidiurética durante el descanso nocturno, que provoca demasiada producción de orina durante la noche.

    Beber mucho antes de acostarse o, incluso, durante la noche.

    Niños con el sueño muy pesado o en exceso cansados, incapaces de despertarse ante la señal de la vejiga llena.

    Falta de aprendizaje en mantener y vaciar la orina: la comunicación entre el cerebro y la vejiga lleva su tiempo para desarrollarse.

    Sufrir estreñimiento crónico que produce que las heces instaladas en el intestino hagan presión sobre la vejiga y provoca problemas para retener la orina.

    Vejiga demasiada pequeña (todavía no se ha desarrollado por completo) que no permite retener la orina durante toda la noche.

    Alteraciones emocionales: hay situaciones que pueden alterar la vida cotidiana de los pequeños, como estrés, conflictos familiares -como la separación de los padres- o escolares o cambios en el entorno familiar, como el nacimiento de un hermano.

    Problema de salud subyacente.

    Si un niño, de repente, empieza a mojar la cama después de un periodo de más de seis meses controlando esfínteres, hay que tener en cuenta algunas señales que pueden sugerir que detrás hay un problema de salud. Así, si la enuresis se acompaña de cambios en la cantidad (chorro pequeño o goteo constante o al terminar de orinar), la frecuencia, el color u olor de las micciones, dolor o escozor, manchas en la ropa interior, pérdida de orina al correr o toser, falta de control de las deposiciones, cambios en el estado de ánimo o cambios en la deambulación por debilidad en las extremidades inferiores (que puede estar provocado por un problema neurológico), es aconsejable acudir al pediatra.

    Tratamiento de la enuresis

    Entre los consejos que dan los expertos a los padres están no culpabilizar al niño, no dar demasiada importancia a la enuresis, mantener una actitud positiva y, sobre todo, no reñirles ni castigarles. Todo lo contrario: trasmitirles que es algo solucionable y que muchos otros pequeños lo padecen.

    En el artículo 'Trastornos miccionales y enuresis en la infancia' publicado en la revista Protocolos diagnósticos y terapéuticos en Pediatría (2014), se expone que la primera acción terapéutica se basa en informar a la familia sobre el funcionamiento de las vías respiratorias y ofrecerles unas pautas para conseguir unos adecuados hábitos miccionales y de ingesta líquida.

    Después, hay dos tratamientos considerados de primera línea: la alarma de enuresis y el tratamiento con desmopresina. La elección de uno u otro depende de la causa predominante y del grado de acompañamiento familiar.

    La terapia con alarma de enuresis consiste en un dispositivo que emite una alarma sonora y/o visual en cuanto detecta las primeras gotas de orina. Este tratamiento está considerado el más eficaz, puesto que enseña al niño a asociarlo con las sensaciones de la vejiga y a responder a estas. No obstante, es indispensable la colaboración del pequeño y de su familia.

    Por otro lado, está el tratamiento con desmopresina, un medicamento sintético que tiene un efecto similar a la vasopresina (hormona antidiurética) y cuya función es reducir la producción de orina durante la noche. Es un fármaco que puede provocar algunos efectos indeseables (como intoxicación, si se toman líquidos una hora antes u ocho después de su ingesta), por lo que se hace imprescindible la supervisión profesional

TELEVISION ir
 
 
RADIOir
 
radio
1. Don Quijote - Personaje de "Historia Clínica"

1.0 Capitulo AMOR libro "Ellas"

1.1 Drogas peligrosas

1.2 AMOR - Libro "Ellas"

1.3 Libro "ELAS"

1.4 Cefaleas

1.5 Dolor precordial

1.6 Enfermedades del Aedes Aegypti

1.7 El Estrés Electoral

1.8 Concientización del Cáncer de Pulmón

1.9 Los Argentinos tomamos poca agua

2. Estrés

2.0 Brote Psicótico

2.1 Embutidos en la mira

2.2 Meditación en las escuelas

2.3 EPOC

2.4 Cancer De Mama

2.5 Historia Clinica de Tita Merello

2.6 Edema en miembros inferiores

2.7 Consejos nutricionales

2.8 Historia Clinica de Sarmiento

2.9 Hipertensin arterial relacionada con enfermedades autoinmunes

3. Electrocardiograma

3.0 Células cardíacas

3.1 Burn Out en los médicos

3.2 Trastorno afectivo estacional

3.3 Semana de la lactancia materna

3.4 Enfermedad de Parkinson

3.5 Relajación psicofísica y meditación

3.6 Comida y emociones

3.7 40º Aniversario Fundación Favaloro

3.8 Cirugía Estética

3.9 Culebrilla" mitos y verdades

4. Control ginecológico

4.0 Emociones

4.1 Arritmias

4.2 ¿Qué es el EPOC"

4.3 Intensa-Mente de Disney

4.4 La vida social es clave para la salud

4.5 Ventajas de la sopa

 
AGENDA
Please update your Flash Player to view content.
TWITTER@DrLopezRosetti
DrLopezRosetti
Más de la mitaad de los latinoamericanos tienen sobrepeso goo.gl/DOhtyd pic.twitter.com/iJjGWBODN8

Viernes, 20 Enero 201711 retweets

 
 
Joomla! meta tags